jueves, 30 de junio de 2011

EVALUACIÓN 2

.
Resulta esperable en el desarrollo de una obra, que se acumulen errores por una interpretación equivocada de las tareas asignadas, fallos en la calidad de los materiales utilizados o una práctica inadecuada de las técnicas constructivas aplicadas.
.
La reparación de estos errores suele formar parte de la etapa final de terminación, en la que se cuidan los últimos detalles para que el conjunto sea entregado de manera impecable.
En obras racionalmente planificadas y con una dirección técnica rigurosa, el margen de error es mínimo y pasa totalmente desapercibido, pero en los interminables detalles de finalización de la Plaza Solares, parecen llevarse el premio a la improlijidad.
.

.
Cunetas, cordones, bordes de vereda, solados, desniveles, canteros, muros de contención, equipamiento… no hay un componente de la Plaza que carezca de algún vicio constructivo, lo que viene a comprobar el alto nivel de improvisación que tuvo el desarrollo del proyecto.
En futuras publicaciones repasaremos estos detalles que pueden escapar a la mirada cotidiana, pero que es preciso señalar para recordar el alto presupuesto invertido en esta obra y que, debido a la mala calidad en su ejecución, demandará un mantenimiento permanente.

Como contribuyentes, seguiremos pagando por años el capricho conquistado por “La Comisión” que tanto trabajó por tener un centro histórico revestido en pórfido "como se usa en Europa”…
.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

como propuesta : no seria interesante publicar los sucesivos proyectos de los que fue victima la plaza, de manera de dejar claro que este proyecto fue realmente un logro(comparado con los otros, no por si mismo obviamente). Esto me surje de que cada vez que paso y me imagino la rampa de 30 metros ,el centro de interpretación, etc., me digo que a pesar de lo que han hecho,lo mucho que sirvió el esfuerzo de los vecinos.
majestuosamente

Vecinos: dijo...

El principal logro de los vecinos reunidos para preservar los valores que le dieron identidad a la Plaza Solares, fue la cancelación del proyecto original cuyo objetivo no era precisamente el de recuperar un espacio público para los habitantes de la ciudad, sino el de crear un "atrio turístico" para el Patrimonio de la Humanidad.
La desatinada propuesta se encuentra analizada en los archivos de PLAZAPLAZADA cuya temática actual se orienta a realizar un seguimiento de los resultados materiales de la obra definitiva.

Claudia Serrot dijo...

Coincido con la nota, es increíble la pésima terminación de toda la obra en general. Una vergüenza, típico de las obras que deben "terminarse rápido" para ser inauguradas políticamente.

nfer dijo...

Estoy leyendo "en diagonal" varios posts para ubicarme en la línea que va.
El blog es claro, lo que no está claro es hacia dónde van los dineros de los contribuyentes y los siglos (milenios...) de conocimientos acumulados por la humanidad en esto de construir espacios para vivir.

Si encuentro este post en particular con el título de "Plazaplazada" , situándola en Berabevú, Calchaquí, Las Pirquitas, Zapala, Concordia o Curuzú Cuatiá, me lo creo. En todos esos lados,y más, he visto cosas así (y más).
En el pueblo en que nací mucha gente trabaja en equipo para cuidar del arbolado público. Gente que, además, paga impuestos. Pero la vez que hay una plaza o lugar en donde algún trasnochado resuelve un proyecto para homenaje a (....) lo que sea, ahí sí que empiezan los problemas, que nunca terminan.
Además de la mala calidad de materiales (licitaciones, ya sabemos) ni siquiera copia(mos) bien a Europa. En plan de copiar, copiemos -por ejemplo - el Parque Keukenhof, en Holanda. Si queremos verlo sólo puede ser entre el 24 de marzo hasta el 20 de mayo. Ups este, se nos pasó el día, ¿vamos igual? NO. CERRADO. Hasta el año que viene. Y cuando abra, llevando billetera: Adultos, 13,50 €; Niños de 4 a 11 años, 6,50 €; Menores, gratis. Aparcamiento, 6 €.
Si, el ejemplo es algo exagerado, y toda comparación es mala. Más malo es copiar un ejemplo imposible de aplicar. Se puede lograr un término medio (tirando al descenso, lo sé, pero para planificar, a lo grande, para recortar hay tiempo).

Ah, Veo el comentario de Claudia Serrot: también he padecido unas vacaciones en una tranquila villa perdida junto a un lago de ensueño porque "había que inaugurarla pronto, con la pintura aún fresca -y no exagero -.